Créditos revolving, ¿sabes si tienes uno?

El 2 de enero de 2021 entró en vigor la orden ministerial que regula los créditos revolving.


Es muy probable que tengas una tarjeta de crédito revolving creyendo que es un crédito al uso, algo muy peligroso ya que facilita enormemente el endeudamiento del consumidor.


Al igual que el resto de tarjetas de crédito, las tarjetas revolving permiten aplazar el pago de lo que compramos. Hasta ahí, bien. La diferencia entre unas y otras radica en la forma de devolución del dinero. Las tarjetas revolving permiten fraccionar el pago del crédito, pero además, constituye un crédito preconcedido en el que el consumidor decide cuánto pagar cada mes, y si lo hará con una cuota fija o con un porcentaje de la deuda.

La gran diferencia es que según se va devolviendo el dinero adeudado, éste vuelve a estar disponible para gastar.


Es una pelota que muy fácilmente puede crecer y crecer, ya que conforme vas devolviendo dinero al crédito, se incrementa la cantidad disponible para volver a gastar; y si, además, se eligió como forma de devolución el pago de un porcentaje sobre la deuda, ese porcentaje cada vez será mayor.


La citada orden ministerial introduce algunas novedades que protegen al usuario/consumidor de este producto, como el refuerzo de la obligación de información por parte de la entidad financiera y establecer un límite al tipo de interés generado.


Si tienes dudas sobre si eres usuario de una tarjeta revolving y estás pagando de más por el crédito concedido por tu entidad financiera, consúltanos sin compromiso.


#revolving #tarjetarevolving #creditorevolving #abogadosonline

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo