¿Has sido víctima de "phising"?

Te damos unas nociones para poder reconocerlo y unos consejos sencillos para evitarlo.


El phising es uno de los tipos de estafa informática más utilizados por los ciberdelincuentes, para obtener información confidencial de forma fraudulenta.


Su forma de actuar es hacerse pasar por una empresa o persona de confianza, enviando una comunicación electrónica aparentemente oficial (vía SMS, correo electrónico, teléfono...), que suele incluir un enlace que dirige a páginas webs falsificadas. En ellas, el usuario, creyendo estar en una web segura, introduce los datos solicitados, que van a parar al estafador.


La información usurpada puede ser muy variada: contraseñas, datos bancarios, datos de la seguridad social... En definitiva, información confidencial con la que el ciberdelincuente puede cometer cualquier tipo de estafa informática que perjudique la privacidad o economía del usuario.




Consejos para evitar ser víctima de phising:

  1. Si recibes un correo electrónico o SMS sospechoso, ignorarlo y no responder.

  2. No contestes automáticamente a un correo que solicite información financiera o personal.

  3. No pinchar en el enlace contenido en el correo o SMS sospechoso.

  4. Comprueba que la web a la que se accede es segura: ha de empezar con https:// y que aparezca un pequeño candado en la parte de arriba del navegador.

  5. Si crees haber sido víctima de phising, cambia tus contraseñas y comunícalo a tu entidad financiera cuanto antes.




16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo